¡Manos arriba! ¡Esto es un rescate!

¡Cómo cambian las cosas! Yo tenía hasta ahora una idea de lo que era un rescate: era una cantidad de dinero que se pagaba a unos delincuentes para que liberasen a alguien o algo que tenían en su poder y que amenazaban con destruir. Aunque, ahora que lo pienso, tampoco tengo que replantear tanto mis ideas.

merkel-rescate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *